8 jun. 2012

LAS PELUAS DEL DESIGN DISTRICT




 No, no me metí a crítico culinario, solo  quiero compartir con los amigos algunos lugares  que descubro, restaurantes, bares y cafés que vale la pena conocer, que son simples, originales, under budget y  en los que se come, toma y siente rico: Talavera con sus exóticas margaritas, Roho y sus deliciosos cortaditos, Kork y sus vinos.

   Hace unos meses mi amiga Amalia me sugirió un nuevo restaurante venezolano cerca del Design District. Lalatina ocupa un pequeño, colorido y alegre local  decorado con manteles de flores  -típicos de restaurantes de carretera venezolanos- y  colgados sobre la pared con tachuelas. Encima de ellos hay una repisa con  vírgenes, una  figura de José Gregorio Hernandez, tacitas de peltre y otros objetos e íconos. En las paredes cuelgan también espejos y piezas de arte moderno. La decoración es folclórica-moderna y el ambiente es informal.

     Lo he  visitado varias veces en diferentes horarios y siempre está concurrido. He probado sus tequeños y empanadas y con  hambre he ordenado cachapas,  pabellón, desayunos llaneros y arepas bien resueltas -no todo al mismo tiempo, claro-. Todo rico, todo fresco y con mucha sazón. El menú dice que las carnes  son libres de antibióticos y hormonas, lo cual es un “plus”

     En esta última oportunidad fui con mi hija en un break de la universidad. Alex se sentó a estudiar matemáticas mientras yo hacia el pedido. Carlos, quien usualmente atiende la caja, es muy servicial y eficiente. Y paciente debo agregar. Cuando pasa mi pedido a la cocina, ordena una “pelua”. Lo corrijo, mi arepa es de carne mechada. Sonríe ante mi ignorancia. ¿Qué venezolana no sabe que “pelua” es el alias de la arepa de carne mechada? Total, tengo mucho que aprender aún.

     Busco el sobrenombre de la arepas venezolanas en internet. Encuentro una guía de arepas con su dibujo y la descripción de su relleno.  Me pregunto si otros países consumidores de arepas son tan creativos con sus nombres: la reina pepeada, la catira, la viuda, la sifrina... Leí que hay una que se llama la sobaquera. Vaya a saber que lleva dentro.

     La cachapa y la “Pelua” llegan calentitas y olorosas en sus respectivas cestas. Alexandra interrumpe un problema algebraico, mientras se queja de que nunca en la vida va necesitar esa matemática. Yo sin embargo estudio los nombres de la arepas con determinación, como un deber patriótico postergado.
    
     En la Lalatina hay jugos naturales y ¡el café es gratis! Aún así, creo que  la falta de variedad de café es una de sus deficiencias. En varias de mis visitas, las órdenes tardaron en ser servidas y  no salieron completas; pero están engranando el personal, el servicio  y ponen mucho esmero en atender bien al cliente. Me encanta ver  iniciativas culinarias, de jóvenes emprendedores con ideas novedosas en esta ciudad. 

     Lalatina está localizado en el 3509 NE 2da. avenida. Es un lugar ideal para desayunar los fines de semana con la familia. Y para todos los rumberos que necesitan restaurarse después de una noche "clubbing" en South Beach o Downtown, este  local abre viernes y sábados hasta las 5 de la mañana. 
Y el que vaya, que se lleve la guía y aprenda a pedir sus arepas.
















   
   

3 comentarios:

  1. Maribel, vas a tener que llevarnos en plan de educacion culinaria venezolana! Suena delicioso (como la escritura).

    ResponderEliminar
  2. Yumiiii una buena y resuelta arepita siempre cae bien, asi que tendre que pasar a visitar ese lugar amiga! El problema es que la lista de lugares se me esta haciendo grande jajajaja..... Vamos a tener que hacer un tour culinario como dice tu Amiga Claudia

    ResponderEliminar
  3. Ponganle fecha al tour. Me encantaría. Aunque creo que solo conozco tres o cuatro.

    ResponderEliminar