9 mar. 2009

CRANDON ZOO


Este lugar esta lleno de historias, anécdotas, iguanas y pájaros. Son los únicos animales que perduran de este ahora parque, que por tres décadas fue el zoológico de Miami y que albergaba una enorme variedad de animales. Su inicio es lo más pintoresco de la historia: tres monos, dos osos y una cabra fueron comprados por la ciudad de Miami a un circo de indios Navajos varado en los rieles del tren, y que no pudo, ni presentar el show, ni regresarse con su carga.
En 1948 los animales fueron adquiridos por la ciudad de Miami y ubicados en la isla de Key Biscayne a corta distancia de las aguas del Atlántico. Las primeras jaulas construidas con el proposito de hospedarlos, lucen  como celdas de tortura. Cuesta  imaginar animales satisfechos en estas jaulas de hierro y concreto, a la orilla del mar, en un junio Miamense.

Valery  Cassidy quién diariamante alimenta a los pájaros, habla con pasión de su parque. Nos llevó a todos sus rincones; nos contó sus secretos, apariciones y otros misterios; nos relató historias de amor de cisnes, de costos de mantenimiento y  demostró que nadie como ella para amadrinarlo.
Además, Valery se comunica con los animales: nos socorrió cuando una bandada de ganzos feroces y salvajes nos atacó, acorralándonos en una jaula. Valery negoció nuestra liberación a cambio de un manojo de maíz molido.

Las pocas fotos que conseguí de la época, muestran la identidad de algunos animales en las ahora delapidadas jaulas y Valery nos reveló el contenido de las otras: en la jaula semi circular vivian los chimpancés que se mecian de una soga del techo. En las jaulas de dos pisos en la entrada, residian los osos. Las del fondo del parque, en las que a Carina en su delirio casi se la comen, eran las jaulas de los tigres.

A finales de los sesenta, el zoológico contaba con más de mil animales, entre ellos dos elefantes asiáticos, Dalip y Seetna, un tigre blanco y dos cocodrilos del Orinoco.
En 1965, al paso del huracán Betsy,  una cuarta parte de los animales mueren ahogados. El periódico Sun Sentinel del 8 de Septiembre de 1965 relata que, mientras seis pies de agua cubren las ciudades de Miami y Fort Lauderdale, la ciudad de Key Biscayne queda totalmente cubierta por el mar.
Sólo entonces se considera la idea de mudar el zoológico a una zona más segura. En 1980 se inaugura el Miami Metrozoo a unas 17 millas al oeste de Key Biscayne. 
El Crandon Zoo pasa a ser un parque.



maribel de la mora






No hay comentarios:

Publicar un comentario