20 ene. 2017

FOTOS DE LA MARCHA


La Marcha de las Mujeres en D.C.  reunió a  ciudadanos que  ven con preocupación los posibles reajustes de las leyes relacionadas con los derechos reproductivos en Estados Unidos. Pero además, la marcha sirvió para recordar otros muchos temas en el tapete como, los derechos de los immigrantes, el medio ambiente, justicia social, educación, seguridad social y el desagrado hacia nuestros representantes en el gobierno. 





























                                         





































La situación actual de la mujer -  Blog entry 2015
  
    Las mujeres a lo largo de los años han obtenido  la igualdad necesaria para convertirse en seres productivos de la sociedad: Cuentan con los mismos derechos, las mismas oportunidades, iguales libertades civiles, laborales y deciden sobre sus vidas y sus cuerpos. Todo esto de la igualdad femenina está tan trillado, ¿verdad? Eso quedó atrás en el siglo pasado, en los años 60 y 70 con la quema de los sostenes y la liberación femenina, o un poco antes cuando la mujer obtuvo el derecho al voto al final del siglo XIX. Pero, vayamos a los hechos. Juzguemos por nosotros mismos. Analicemos la situación actual de la mujer en el mundo.
    Comencemos en España donde la ley del aborto, vigente desde 1985, fue abolida recientemente. Los derechos de la mujer embarazada a decidir sobre su cuerpo han sido eliminados de un plumazo. De esta manera, se atenta contra la salud de la mujer ya que se predice que se practicarán 50.000 abortos clandestinos. En África, violadores sexuales son sentenciados a cortar el césped. Esa fue es sentencia: labor de jardín; una muy ligera para castigar un delito denigrante que afecta la salud física y emocional de la mujer y con la que se demuestra una clara desigualdad ante el sistema judicial. Hoy aún están secuestradas cientos de niñas en Nigeria, donde un grupo radical las mantiene cautivas evitando que se eduquen, crezcan, progresen, salgan de la pobreza y se liberen del yugo que domina sus vidas. Y es que las mujeres en algunos países no cuentan con derechos. Por ejemplo, en Arabia Saudita a la mujer no se le permite manejar, salir en público, asistir a eventos comunitarios ni ser vistas sin el atuendo llamado burqa que cubre sus cuerpos. En la China y la India, las mujeres sufren discriminación incluso antes de nacer. Las hembras no son deseadas en las familias y son desechadas. En los países musulmanes y África las niñas son obligadas a sufrir las torturas más bárbaras como la práctica de la mutilación clitórica o la plancha de senos en nombre de la tradición, la religión y de la virtud. Otra evidencia más de la violación de los derechos humanos. En Afganistán las niñas de 6, 8, 10 años son obligadas a contraer matrimonio con hombres que las cuadruplican en edad y los mismo trata de implementar Irak contemplando la aprobación de una ley que permita casar a niñas a partir de los 8.8 años de edad. Muchos de estos ejemplos  suceden bajo un patriarcado sujeto a tradiciones arcaicas. Y ¿quién puede olvidar a Malala?  
Herida de  bala porque luchó por asistir a la escuela, recibir una educación y porque exhortó a otras niñas a hacerlo.
   Vamos a Latinoamérica. Uno de los problemas más grandes en los países latinos es la violencia doméstica. En muchas naciones las mujeres son propiedad del hombre y mueren luchando por su independencia. El feminicidio es el pan de cada día. En algunos países las niñas no tienen la oportunidad de educarse. En todos estos casos está presente la desigualdad social, cultural, económica, la violación de los derechos de la infancia, de la integridad y del respeto hacia la mujer.
Por suerte en Estados Unidos no existe ese problema.   En E.E.U.U. las mujeres no sufren discriminación, ni desigualdad, ni feminicidio y cuentan con plena libertad de decidir sobre cuestiones de salud. ¿O sí? En realidad, las mujeres en Estados Unidos tienen cada día menos derechos sobre su cuerpo, pierden el derecho a decidir sobre su sexualidad y sus derechos reproductivos. ¡Hasta el derecho y el placer de amamantar a sus hijos está en peligro de ser ilegal!  En América las mujeres son apresadas por amamantar a sus hijos en público; son acosadas sexualmente en escuelas y universidades; son violadas en el servicio militar. 
    Las revoluciones de finales del siglo X permitieron grandes avances, entre ellos el derecho al voto. La revolución femenina de los años 60 impulsó beneficios jurídicos, de tipo laboral y libertades personales importantes. Contamos con varias mujeres presidentes en Latinoamérica, además de otras muchas en posiciones de autoridad e influencia. Pero aún hay un largo camino que recorrer, hay mucho que enseñar y mucho que aprender. Qué no se crea que las mujeres han conseguido su verdadera igualdad. Qué no se piense que ha sido un éxito rotundo. Las mujeres necesitan que la sociedad se eduque. La educación, la información y el conocimiento de la situación actual de la mujer en el mundo son solo unas pocas herramientas para crear conciencia y erradicar la discriminación, promover la justicia, la igualdad y remontar los obstáculos que atentan contra el futuro, la salud y la vida de las niñas y las mujeres del mundo.





2 comentarios:

  1. Muy buen articulo Maribel!
    La injusticia y desigualdad contra la mujer en el mundo es apabullante, principalmente en los paises subdesarrollados con fanatismo religioso. Pero que un pais como Estados Unidos meta reversa a los derechos basicos de la mujer es el colmo! No puedo creer que las corporaciones se niegan a pagar los anticonceptivos, pero si pagan el viagra a los hombres! Que locura!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Mariluz. Las mujeres pierden fuerza en todos los ambitos de la sociedad. Si nos ponemos las pilas, terminaremos también vistiendo burqa...

      Eliminar